Remedios caseros para la tos más buscados

La tos es uno de los problemas de salud más comunes. Cuando hay un bloqueo o irritante en la garganta o en las vías respiratorias superiores, el cerebro piensa que hay un elemento extraño presente y le dice al cuerpo que tosa para eliminarlo.

La tos también puede deberse a una infección viral, resfriado común, gripe y tabaquismo, o a problemas de salud como asma, tuberculosis y cáncer de pulmón.

Algunos de los síntomas de la tos son picazón en la garganta, dolor en el pecho y congestión. En lugar de usar jarabes para la tos de venta libre, puede probar algunos tratamientos naturales para la tos utilizando ingredientes fácilmente disponibles en su cocina.

1 Cúrcuma

La hierba cúrcuma tiene un efecto terapéutico en la tos, particularmente en la tos seca.

  • Calentar media taza de agua en una olla hirviendo. Agregue una cucharadita de polvo de cúrcuma y una cucharadita de pimienta negra. También puede agregar palitos de canela. Hierva esto durante unos dos o tres minutos. Añada una cucharada de miel. Beba esto diariamente hasta que la condición mejore.
  • Alternativamente, haga una infusión de hierbas agregando una cucharadita de polvo de cúrcuma y una cucharadita de semillas de carambola a una taza de agua, y hierva hasta que el agua se reduzca a media taza. Agregue un poco de miel y beba esta solución de hierbas dos o tres veces al día.
  • Otra manera de usar la cúrcuma es asar la raíz de la cúrcuma y molerla hasta obtener un polvo suave. Mezclar con agua y miel, y beber dos veces al día.

2. Jengibre

El jengibre es una de las curas naturales más populares para la tos.

  • Corte el jengibre fresco en rodajas pequeñas y aplástelas ligeramente. Ponerlos en una taza de agua y llevarlos a ebullición. Beba esta solución herbal tres o cuatro veces al día para aliviar el dolor de garganta, la tos sin parar e incluso la congestión. También puedes tomar un poco de zumo de limón y miel.
  • Otra opción es masticar jengibre fresco crudo durante todo el día para reducir la tos.

3. Limón

Los limones se pueden usar de varias maneras para curar la tos. Los limones tienen propiedades que reducen la inflamación y también proporcionan una dosis de vitamina C que combate la infección.

  • Un simple jarabe para la tos se puede hacer combinando dos cucharadas de jugo de limón y una cucharada de miel. Beba este jarabe saludable varias veces al día.
  • Otra manera de usar los limones es mezclar el jugo de limón con un poco de miel y una pizca de pimienta de cayena y luego beberlo.

4. Ajo

El ajo tiene componentes antibacterianos y antimicrobianos que ayudan a tratar la tos.

  • Hervir dos o tres dientes de ajo en una taza de agua y añadir una cucharadita de orégano. Dejar enfriar a temperatura ambiente, añadir un poco de miel y beber. Esto ayudará a su respiración y aliviará otros síntomas de la tos.
  • Coma un diente de ajo machacado mezclado con unas gotas de aceite de diente y un poco de miel para aliviar el dolor de garganta. También puede usar ajo en su cocina.

5. Cebolla

Uno de los remedios caseros más simples para la tos es cortar cebollas. Respirar los vapores fuertes puede ayudar a dejar de toser.

  • También puede hacer un jarabe para la tos a partir de jugo de cebolla horneado, té de consuelda y miel. Bébalo diariamente para aliviar la tos seca.
  • Otra opción es combinar media cucharadita de jugo de cebolla con una cucharadita de miel pura. Trague esta solución por lo menos dos veces al día para aliviar la tos y aliviar su garganta.

Estos remedios caseros pueden aliviar los diversos síntomas de la tos sin los efectos secundarios de las píldoras y los jarabes para la tos. Pero si tiene tos continua durante más de dos semanas, consulte a su médico.