El agresivo turismo de Magaluf, Mallorca

Magaluf (Mallorca) es famoso por las bebidas baratas y diversión sin límites, si buscas pasarlo bien no hay duda de que Magaluf no te defraudará. Pero por desgracia siempre hay una “cara B” en este tipo de turismo y es de lo que vamos a hablar hoy…

Después de un largo invierno de estar abandonado y recibir sólo unos cuantos visitantes fuera de temporada, el complejo de fiestas de Magaluf en Mallorca se empieza a despertar, flexionando sus músculos para la fiesta de porno gratis en un pronosticado verano récord de visitas turísticas. España y sus islas esperan este años 2.017 unos 65 millones de visitantes.

La temporada comienza con turistas con un perfil más adulto, aunque esto no quiere decir que sean más moderados. “Los hombres de cuarenta y cincuenta años sólo beben y beben”, dicen los camareros de la zona. Estos trabajadores por lo general suelen ser tolerantes y amables con los clientes Ingleses pese a sus desfases. Muchos de estos turistas cuarentones o cincuentones no tendrían problemas en echar una canita al aire con putas, pero no hay suficientes mujeres en la isla y no le queda otro remedio que beber cerveza, o como máximo asistir a un club de streptease -dicen los camareros.

La gente joven generalmente llega después de los exámenes de junio y julio para proporcionar las escenas callejeras tradicionales de depravación adolescente en estado puro. Algo hay allí que convierte a las chicas y hace que sean muy zorras, seguramente la gran cantidad de alcohol que consumen… Pero los días de Magaluf en los que se desayunaba con Vodka y donde había sexo hasta por las calles parece que están contados, o al menos ya se ha puesto en marcha un plan para frenar este tipo de turismo.

El ayuntamiento está considerando nuevas regulaciones para frenar algunas de las prácticas de consumo de bebidas alcohólicas y para controlar, o al menos limitar, las famosas juegas. Se están llevando a cabo conversaciones para llevar a miembros de la policía británica a la ciudad para ayudar a mantener el orden, incluso podrían tener autoridad para arrestar a los alborotadores y que sean juzgados en su país de origen. Lo curioso es que los alborotadores pueden ser tanto personas jóvenes como maduras, ningún turista está exento de perder la cabeza allí.

Incluso se ha estudiado cambiar el nombre de Magaluf en sí para que no se les asocie con lo que hasta ahora han vivido los turistas. Están contemplando cambiarlo por el nombre de “Calviá Resorts” y que la remodelación de la ciudad estaba en marcha con un proyecto de 1,5 millones de euros para transformar la principal avenida de Magaluf y hacer que sea un lugar agradable y tranquilo. La intención es mejorar la calidad del turismo y filtrar de alguna forma el tipo de turista que acude allí todos los años. Solo el tiempo dirá si es posible cambiar la imagen de una zona turística o si por el contrario no hay nada que hacer.